Growth Hacker: ¿qué perfil debe tener?

perfil del growth hacker
El Growth Hacker es uno de los perfiles profesionales más demandados en la actualidad por las startups. Un perfil cuyo principal objetivo será el de tratar de hacer crecer la empresa lo más rápidamente posible con los mínimos costes y recursos. No es de extrañar, pues, que se haya convertido en una de las figuras más relevantes dentro del marketing digital actual. El Growth Hacking es un sistema que trata sobre todo de optimizar los ingresos, que es en definitiva lo que todas las empresas realmente buscan. Para ello, el Growth Hacker se basa en el momento en el que el cliente está sopesando las distintas opciones de compra que tiene.

Qué conocimientos debe poseer un buen Growth Hacker

Una vez que sabemos qué es un Growth Hacker, debemos señalar cuáles son los principales conocimientos que debe controlar. Es muy importante que tenga conocimientos en SEO para poder hacer que la empresa y/o negocio crezca en internet a través de su posicionamiento en buscadores. Sin ir más lejos, un buen Growth Hacker marketing es aquel que consigue que a partir de la implementación del SEO la empresa sea capaz de obtener visibilidad y atraer y mantener clientes. Por otro lado, es interesante también que tenga conocimientos de Inbound Marketing. Esta estrategia consiste en acompañar al usuario desde el principio del proceso de compra hasta la venta final. Una técnica en la que se conjugan la publicidad y el marketing digital, dos aspectos que también deberá controlar el Growth Hacker. A todo esto habría que añadirle conocimientos en programación y en otras técnicas y estrategias de marketing digital.

Qué perfil tiene un Growth Hacker

Además de los conocimientos anteriores, un buen Growth Hacker debe contar con una serie de habilidades y aptitudes que definan su perfil profesional.

Analítico y estratega

Un buen Growth Hacker será aquel que sea capaz de analizar todas las acciones para saber cuáles son las que están funcionando y cuáles no. Y, para ello, tendrá que saber adoptar las mejores estrategias para lograr el crecimiento de la empresa.

Tener visión de negocio

El Growth Hacker debe saber anticiparse al resto de profesionales para detectar cuáles son los puntos fuertes y los más débiles de la empresa. A partir de los cuales tendrá que hacer crecer su gestión.

Ser creativo

Una persona creativa, ingeniosa y que es capaz de aprovechar todos los recursos que internet le pone a su alcance podría servir para ser un buen Growth Hacker.

Un perfil multidisciplinar

Lo cierto es que, dentro del marketing digital, el Growth Hacker es uno de los perfiles más versátiles. Un profesional que puede adaptarse a cualquier sector y que podría trabajar en un departamento de marketing, de contabilidad, I+D, etc.

Agilidad y rapidez

Por último, el Growth Hacking requiere de profesionales que sean ágiles y rápidos a la hora de tomar buenas decisiones. De lo contrario, es muy probable que la empresa quede relegada por la competencia.   En definitiva, poco a poco vamos conociendo un poco más la figura del Growth Hacker. Un perfil que ya suele ser habitual en una gran cantidad de empresas. No en vano, es uno de los principales protagonistas para lograr que el negocio crezca y genere más ingresos.

¡Comparte y Disfruta. Share and Enjoy!