Impresión láser, impresora multifunción, actualidad y futuro

Impresora multifunción

Un equipo de técnicos de la DTU (Universidad Técnica de Dinamarca) han diseñado un método de impresión láser revolucionario y que permite imprimir datos de alta resolución e imágenes en color con una calidad sin precedentes, dimensiones microscópicas y una resolución 400 veces mayor a la utilizada habitualmente por la industria.

La intensidad del rayo láser determina qué colores se imprimen en la superficie, ya que la magnitud de la deformación de la columna decide qué color se refleja. Los pulsos de láser de baja intensidad conducen a una deformación menor, lo que resulta en tonos azules y púrpura.

Esta noticia, dentro del auge de la impresión 3D, pone de manifiesto que los métodos de impresión actualmente utilizados y los dispositivos de los que nos servimos, están en constante periodo de actualización e innovación.

Fue en 1938, cuando Chester Carlson invento un proceso de impresión en seco llamado electrofotográfica Set, comúnmente llamado Xerox, esta tecnología sirvió de base para las futuras impresoras láser.

La LaserJet 1100A, lanzada en octubre de 1998, fue el primer dispositivo multifunción. Este dispositivo incorporaba la tecnología JetPath, que eliminaba las limitaciones de velocidad y calidad de las fotocopias típicas de los dispositivos multifuncionales hasta la fecha.

La venta de las impresoras de gran formato aumentó durante 2014 hasta un 3,5% más que en todo el curso anterior. Paradójicamente los ingresos no han ido en la misma dirección y se han contraído algo menos del 1%.

Cuando nos planteamos la adquisición de este tipo de dispositivos, ya sea laser o multifunción, debemos tener en cuenta principalmente el uso final al cual va a destinarse, una vez marcado el uso, la pregunta que nos surgirá ¿láser o cartucho de tinta?.

En el caso de la primera su característica principal es que, en perfiles de blanco y negro, la velocidad es bastante más rápida y una muy buena relación calidad/precio. Indicada principalmente para oficinas o para imprimir una gran cantidad de documentos.

Si nos decidimos por impresiones a color, el cartucho de tinta es ideal, conjuntamente con la mejor impresora multifunción, ya nos permite un mayor nivel de detalle, así como un acabados brillantes y versatilidad en lo relativo a los diferentes tipos de papel. El pero a este tipo de dispositivo es que si nuestro consumo es alto, deberemos renovar cartuchos con mayor frecuencia, lo que origina por ende un coste mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *