Qué es el growth hacking y cómo funciona

Qué es el growth hacking y cómo funciona
Para saber qué es el growth hacking y cómo funciona, debemos saber que el objetivo principal de una empresa y/o negocio cuando se lanza al mercado, es tratar de crecer lo más rápidamente posible. A veces, esto resulta imposible por sus propios medios. De ahí que tenga que recurrir a nuevos términos y estrategias que surgen en el ámbito digital. Uno de estos términos más destacados es el growth hacking.

Qué es el growth hacking

Marketing que está orientado a experimentos; esta es la definición más concisa sobre qué es el growth hacking. Una fórmula pensada en exclusiva para trabajar en busca del crecimiento de un negocio, algo que se conseguirá mediante la implementación de una serie de estrategias  de marketing que sirvan a modo de experimento. Las conclusiones de estos experimentos son lo que más tarde se desarrollarán en profundidad. Los growth hackers utilizan el ingenio para tratar de hacer crecer los usuarios con pocos recursos, lo que en la actualidad puede verse muy fácilmente en las startups, empresas que no tienen grandes recursos financieros en un principio pero para las que el crecimiento rápido resulta fundamental.

Cuál es su objetivo y por qué es necesario

El growth hacking es una estrategia que funciona muy bien en los negocios nuevos o en aquellos que precisamente necesitan de un crecimiento rápido de usuarios. Su principal objetivo es que la empresa crezca en poco tiempo y a un coste bajo. Es una estrategia con la que se puede conseguir mucho con poco, sobre todo si se logra que cada vez haya más usuarios que hablen de tu negocio. A medida que se comprueba que el impacto de estos experimentos es beneficioso, se puede aumentar el presupuesto en la estrategia. En el mundo del growth hacking se suele decir siempre que menos es más. Estos experimentos te permitirán introducir diferentes cambios en tiempo real para mejorar la efectividad y llegar a una mayor cantidad de personas.

Cómo funciona el growth hacking

Una vez que sabes qué es growth hacking y cuál es su objetivo, debes conocer cómo funciona. La base de esta estrategia es el producto o los servicios que queremos vender. El primer paso es elegir el mercado adecuado y tener en cuenta las necesidades de la audiencia objetiva. A partir de aquí, es necesario identificar los cambios que se pueden hacer para generar resultados más rápidos y económicos. Uno de los más habituales es el boca a boca, tratar de que sean los propios usuarios los que den a conocer tus productos y servicios a cambio de algún beneficio. Por último, hay que retener a los consumidores y clientes mejorando la usabilidad. Growth hacking, en realidad, no es un proceso por el cual se lanza una idea y se termina el trabajo. Más bien, es un proceso de actualización continua y en el que necesitas optimizar la idea para que la experiencia del usuario sea una mejora constante.   Realizar inversiones en la publicidad tradicional se ha convertido en una opción inviable para muchas empresas, sobre todo si son de nueva creación. Es por eso que muchas marcas acuden al growth hacking, una solución más segura en la que realizar experimentos y analizar datos antes de aplicar estrategias.

¡Comparte y Disfruta. Share and Enjoy!