Técnicas de Growth Hacking

Técnicas de Growth Hacking

El Growth Hacking es, quizá, una de las mejores técnicas de marketing que puedes implementar en tu empresa, sobre todo si es de nueva creación. Es similar al Growth Marketing, pero no debes confundir estos dos conceptos. 

El Growth Hacking se centra en la viralidad del negocio y en el crecimiento a corto plazo. Por otro lado, el Growth Marketing se focaliza en construir toda la historia que hay detrás de una empresa, sus valores, el beneficio al cliente, etc. La combinación de las dos en tu estrategia de marketing hará que tu empresa tenga un rápido crecimiento, pero con unos buenos cimientos. 

Muchas empresas que hoy está en boca de todos han utilizado el Growth Hacking llegando a obtener unos resultados casi surrealistas en muy poco tiempo. ¿Quieres saber algunas de las técnicas para hacer crecer tu negocio? Sigue leyendo.

Programa de referidos

¿Qué haces para conseguir un descuento en AirBnb? La plataforma te motiva a invitar a un amigo a que se registre en ella y, de esta forma, tú te llevas 25? de descuento. Pues esta es una de las técnicas más utilizadas del Growth Hacking.

A pesar de que es muy sencilla funciona muy bien ya que incentivas a los usuarios a que hagan lo que tú quieras a cambio de un beneficio para ellos. 

Urgencia

La sensación de urgencia pone a las personas  trabajar y activa la respuesta inmediata de compra o adquisición. Para ello realiza promociones limitadas, ya sea de precio o de cantidad de productos. 

Acompaña esta técnica con publicidad digital dirigido a un determinado tipo de público que vaya a estar más receptivo a lo que vendes. Si no sabes cómo hacerlo puedes ayudarte de Agencias de Marketing especializadas en crear publicidad digital. 

Analiza tu competencia

Esta es una de las técnicas que te ayudará a rebasar a tu competencia y a posicionarte como líder del sector. Tener un buen plan de marketing te ayudará en este aspecto. Lo que tienes que hacer es analizar qué contenidos publican, las keywords en las que se han posicionado, cómo se mueven en las redes sociales, qué tipo de temáticas están publicando y cuáles llaman más la atención de sus clientes, etc.

Con toda esta información tienes que empezar a crear contenido similar, pero diferente, y de mayor atractivo para atraer sus clientes a ti.

Contenido orientado a SEO

Este punto está muy relacionado con el anterior porque sin un buen SEO estás perdido en los motores de búsqueda. Es importante estar al día de las tendencias SEO.

Analiza las búsquedas online de tus clientes para crear un blog con contenido parecido a lo que buscan. De esta manera empezarás a generar tráfico hacia tu sitio web.

Pero esto no solo se queda ahí, sino que te tienes que mover por foros, blogs, redes sociales, etc., para que en otras webs incluyan tus links para que los motores de búsqueda entiendan que tu negocio es importante y merece estar entre las primeras posiciones. 

Influencers o embajadores

Trabajar con influencers echa para atrás a algunas empresas, pero es una técnica que te puede generar muchos beneficios, sobre todo si das con las persona adecuada.

No es necesario que escojas a un influencer con millones de seguidores, sino uno que encaje con lo que vendes y con tu filosofía. Los microinfluencers es una opción económica y eficaz para empezar. 

Un consejo es que antes de darle el visto bueno a uno les pidas las métricas a varios para ver cuál convierte mejor, ya que no siempre el que tiene más seguidores es el que consigue más ventas. 

A simple vista parecen técnicas sencillas, pero requieren de trabajo y dedicación para generar ese crecimiento viral que buscamos. Si estás perdido y no sabes cómo empezar siempre puedes acudir a una agencia de Growth Hacking, ya que son los que más especializados están en este tipo de técnicas y sabrán cuales son las que debes implementar según tu tipo de negocio.

¡Comparte y Disfruta. Share and Enjoy!